Donativos

 
 

Tradicionalmente, hacemos una donación al sacerdote, una "ofrenda de misa", que ayuda a muchos sacerdotes a afrontar las necesidades de su vida, es una forma de ayudar.

Enviando sus intenciones apoyamos a la Iglesia y no hay mejor manera que celebrando la Misa. Las ofrendas ayudan a mantener a los sacerdotes y a aquellos sacerdotes que enseñan en nuestros seminarios y centros de formación. Agradecemos a todas las personas quienes nos respaldan con su oración, consejo y donativos para cumplir nuestra misión de ser apóstoles de Cristo.

Ordenarse sacerdote Legionario de Cristo toma entre doce y quince años. La exigencia de llevar el Evangelio por el mundo es apremiante, pero la naturaleza del sacerdocio requiere de una preparación sólida y madura. Por esta razón, el Legionario de Cristo vive diversas estas etapas dentro de su formación para forjarse sacerdote según el corazón de Jesucristo. Sigamos pidiendo por las vocaciones, haciendo un esfuerzo para llevar trabajadores a donde más se necesiten. El camino es largo y juntos podemos recorrerlo mejor.


El sostenimiento de un seminarista por año es de $180,000 pesos