Hoy celebramos a todos los fieles difuntos que se adelantaron en el camino y han llegado a la casa del Padre.
¡Que Dios nuestro señor los tenga gozando de su reino! Amén